LO QUE NUNCA APRENDÍ

17 Sep

lo-que-nuna-aprendi

 

En alguna extraña nebulosa

construyo razones.

Razones ovilladas en la fuente Hebe

Razones emborronadas en páginas de ceniza

que solo añoran el perfume de la lluvia

Hace tiempo que el ruido del mar no danza en mis   oídos

ni el olor de la arena golpea mi cara.

Hace  tiempo que no visto muñecos de cartón

ni juego a la ruleta.

Por eso y no por otro motivo

que el verano acabó

y

que no hay otra resurrección

de la carne

que el verano.

y me busco en sucesivas iluminaciones.

y  me  pongo viejos vestidos

y  repaso los hilos mal cardados de la memoria

Interrogo a los espejos

que  me devuelven la imagen de la que soy

no de la que creo ser.

Y ya  nada es lo mismo.

En el más crudo silencio

dormitan las huellas de los que me habitaron

las experiencias que  me han  consumido

las pisadas de los días

los aceros del tiempo

los senderos de la noche

los  volcanes del miedo

y

las mentiras de las hadas.

Ahí.

Ahí, en la cinta que recorre el viento,

la memoria convoca a las  palabras

que  indiferentes

como estrellas de siete puntas ruedan  hacia una  tinaja hueca.

mas como el ruido del vacío me produce pánico

de mi pañuelo estallan  preguntas

que parten en dos el silencio de las cosas.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: