NOCHE DE SAN JUAN

7 Jul

Bueno pues ahora porque me da la gana, la pongo. Porque aun pareciéndome una de las más hermosas canciones de amor que conozco, ya casi la había olvidado.  Sonó  la noche de San Juan en el Parque Bruil mientras la hoguera los iluminaba a todos. Cuando saltaron las llamas, cuando bailaron  las brasas y cuando pidieron al fuego  lo  que el fuego no podía darles. Pero  la música, y la noche los hizo benditos y poderosos. Tan benditos y poderosos  que llegaron a olvidar  que la esperanza es la más perversa de las emociones, y que no hay que esperar nunca nada, de ningún estado ni de ningún dios.  En su éxtasis se atrevieron a soñar  y  creyeron que una mañana  cualquiera,  la Vida iría a despertarlos con un beso en la  boca.

Ya es 7 de Julio, cada uno es cada cual y cada cual en su sitio. Milagrosamente aquella noche la felicidad duró algo más de cinco minutos, que como todo el mundo sabe,  es lo que dura la felicidad.

Ah, y que nos bajen la caló.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: