LA HERIDA

4 Jun

ube

Ahora por fin hallaste

el centro exacto de la belleza

el centro exacto de la página no numerada

el centro exacto de la palabra no dicha

el centro exacto de la vibración de la tierra,

los veinte dedos contando historias de arena

y

los veinte versos en llamas.

Escrita tienes la herida de siglos

en la palma de la mano

la herida de siglos

que marca tu mirada

contra un muro sin ventanas

la herida de siglos

caminando firme

siete pasos delante de ti.

La herida

licuada

hasta ser un garabato,

o

un grito oscurecido

por miedo al infierno juicioso

de los mandatos.

La herida de siglos.

Ahora reivindicas

la suma imperfecta,

un abanico con aletas de pez

los zapatos con resortes de payaso

y el vértigo del vuelo en los trapecios.

Y si casta has de ser

nunca lo sabrás,

pues desnuda caminas por las calles

para escándalo de los ciegos.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: