Archivo | abril, 2016

SOLO SAL

24 Abr

EXPOSICION DE LEIRO EN KIOSKO ALFONSO DE A CORUÑA

Cada día una dentellada

el turbión furioso de un basilisco

que borra la tierra,

la nota hostil que se estrella

contra los vidrios del mar.

Girando.

Girando sin descanso,

quebrándose

en las profecías del sol

en las gaviotas del hambre

en las estampidas del frío

y de la lluvia

y del barro

y de la sal en la boca del mundo.

Alargados los dedos de nuestras manos,

alterados e irreconocibles nuestros rostros

bestias debemos parecerles

bestias en lugar de hombres.

Mas el giro arrastra su cólera

dibujando un paisaje oblicuo

de vértices azules.

Gira impenitente,

gira, gira, gira

y quema ayeres estelados

y propaga la noche en círculos con astillas

y sólo deja un baleo de sal sin destino.

 

23 DE ABRIL

23 Abr

images124L0S4P

 

El Libro: Los libros, como motores de la imaginación y del conocimiento son muy importantes. Si sólo estamos pendientes del mendrugo de pan nos hundiremos. Podremos sobrevivir físicamente, pero como personas nos perderemos. Si dejamos de pensar, de leer, de soñar los tiranos habrán vencido. Hoy más que nunca la cultura es un bastión de resistencia.

«La bibliotecaria de Auschwitz»

DE ACERO Y CRISTAL

15 Abr

de acero y cristal

Pero la vida sigue. Se afirma en los días del pasado y recomienza con nuevos estímulos. Se arroja en otros caminos que se sabe seguirán siendo tocados por destellos de lluvia y de luz.

SEGURO QUE SOS CANSINO

6 Abr

puerta de casa

No voy a negar que soy muy mía y que  me cuesta mucho hablar de mí y de mis cosas. Lo digo para los ocho o diez o los que sean que leen este blog, que lo escribo por matar el tiempo, ya lo sabéis, ese que pasa  a la chita callando y que me tiene harta, pero que muy harta. Bueno, a lo que iba, porque si me lío con lo del tiempo  de eso sí que ya no salgo.

A veces he querido hablar de mi casa con detalle. Estoy prendada de ella. Me gusta. La amo. De hecho la he descrito por ahí en algún relato: muros de piedra alero bellamente tallado…etc. Mi casa es una joya. Un edificio inscrito en el ayuntamiento por su valor artístico,  catalogado dentro de la estética del eclecticismo de raíz academicista francesa que se da en los años 60 y 70 del siglo XIX. A más a más, como dirían mis vecinos «los catalanes», vivo a tres portales de donde vivió el aragonés universal Francisco de Goya.

Yo nunca he creído eso de que el infierno siempre acecha, pero vuelvo de viaje florida, toda de blanco, como los perales , y ahí, sobre el muro de casi 150 años de antigüedad, se exhibe impresa la zarpa obtusa de un obtuso de marca obtusa. Qué impotencia. Mira hijo, sé que esto no la vas a leer, pero escribirlo es una forma de deshacerme de la carcoma, para que la carcoma no me coma a mí. Zafio y antiguo. Que eres más antiguo que las ladillas. Ni una pizquita de imaginación tienes tío. Esta hazaña sólo es propia de una cabra con cuernos o un mono con pezuñas. No vas a seducir a nadie con ese corazón anémico. Una birria de corazón, que ni lete ni abrasa. Ni siquiera es rojo. Le falta sangre, pasión, y le sobra lo vulgar, lo manoseado y lo gris. Solo sirve para afear  lo que es hermoso. De modo, que si quieres, llora, llora y reza, porque hagas lo que hagas no vas a deslumbrar a tu amada con semejante manifiesto. Eso ya te lo digo.

Ciao bambino. Me voy a cenar y a olvidarme de ti, lo difícil será pasar de la pintada, que quiera o no tendré que verla cada día. Solo unirme a quien una vez dijo: «no haya ni paz ni piedad para los mediocres, sino olvido metafísico, y que Dios te ampare hermano»