EL DON DE LA PALABRA

23 Ene
 
 
 
Después de leer a Antonio Orejudo y Celso Castro, intentar escribir-salvando las distancias-una sola línea, es para mí un reto dificilísimo de abordar.
 
Estos genios de la narrativa, me han dejado paralizada, sin ideas y sin palabras.  No sé si peco de atrevimiento diciendo que he tenido la impresión de que lo importante no es lo que cuentan, sino como lo cuentan. Desde una engañosa sencillez son capaces de integrar memoria, ficción, realismo, ironía y humor teñido de lirismo con una maestría difícil de igualar. Descubrirlos y leerlos es un lujo para las emociones.
 
Los recomiendo para quien quiera deleitarse a lo grande y así obviar por un tiempo ese murmullo incesante de sentencias, opiniones y pronósticos que nos abruman, y también -por qué no- descansar de nosotros mismos y de los demás.
 
 
 
 

2 respuestas hasta “EL DON DE LA PALABRA”

  1. Liacice enero 24, 2012 a 7:16 am #

    Gracias por las recomendaciones. Estoy ávida de buenas lecturas después de algún que otro catastrófico intento de descubrimiento. No te rindas que tienes mucho dentro y tus escritos son gratos para más gente de la que crees. Estamos deseosos de leer más.

    • cocotelas enero 27, 2012 a 11:35 am #

      A mí me encantaron. A Celso Castro ya le conocía, pero Antonio Orejudo ha sido todo un descubrimiento. Gracias por no decaer en animar al personal. Besitos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: